Lucky Dog 1 Traducción — 02-04

Parte 1 – Prisión

Capítulo 2: Cierre Día 1

bg01
Debería volver a mi celda.
bg01
Aquellas sí que fueron conversaciones bastante largas. Incluso tuve que tomarme la molestia de asegurarme que no atrapáramos la atención de ninguno de los otros prisioneros…
El tiempo es inesperadamente escaso. Parece que, cuanto más, puedo atender dos cosas por día… Tendré que pensar detenidamente en lo que haré a partir mañana.
Eventualmente, los guardias pasan la lista como lo hicieron esta mañana, y cierran los barrotes. Es decir, todos estamos encerrados en nuestras propias celdas durante la noche.

← Capítulo 2: Luchino

Capítulo 2 – Apertura Día 2 →

Lucky Dog 1 Traducción — 02-03

Parte 1 – Prisión

Capítulo 2: Luchino

bg01
bg01
bg01
bg01Gian: Vaya, gracias por venir hasta aquí.
Cuando llega, Luchino me clava una mirada fría como si me estuviera preguntando, “¿Qué quieres?” Auch, qué cruel. Incluso dejé lo que tenía que hacer por recibirlo.
¿Es sólo mi imaginación o él emite un aura atrayente a pesar de ir de rayas? Que tampoco tiene que ver con su roja melena de león. Hay algo en él que grita autoridad.
Capitán Gregoretti. He escuchado rumores de que él es todo un casanova y alguien digno de respeto en el juego. …Entiendo perfectamente porqué a las damas les gusta.
bg01
bg01Gian: Ya que estamos trabajando juntos en esto, sería muy malo que nos metamos en aprietos sin haber establecido primero un acuerdo mutuo, ¿no? Puede que no te agrade, pero pasa un rato conmigo.
bg01Luchino: …Hmph.
Whoa, ¿un resoplido? ¡Incluso me contuve de mascar el chicle por ti, maldición!
bg01Gian: Entonces, ¿qué piensas acerca de las órdenes, Luchino?
bg01Luchino: Cuando leí la carta, pensé que el Jefe había enloquecido finalmente.
bg01Gian: …Lo mismo pensé.
bg01Luchino: No. Estoy hablando de mi carta, la que recibí antes de que leyeras la tuya.
Aah, eso. Giulio lo había mencionado, algo sobre haber leído una carta diferente y ya saber lo que estaría escrito en la mía.
bg01Gian: ¿A dónde está esa carta ahora?
bg01Luchino: Ya me deshice de ella.
Su respuesta es obvia, así que simplemente asiento como contestación. Yo también he desechado la carta inmediatamente después de la reunión. El sobre era demasiado grande como para poder esconderlo y de todos modos únicamente habría dejado evidencia innecesaria.
Estoy un poco preocupado por no conservar las firmas del Jefe y de los directores, pero no debería haber problema ya que los otros capitanes reconocieron su contenido. En la Mafia, eso es suficiente.
bg01
Pero, existe todavía un riesgo.
Si el resto de los capitanes conspiran contra mí y me traicionan… La promesa no valdría nada. Me levantarían y sería desechado al igual que cualquier herramienta vieja que ha cumplido con su deber.
Y cuando eso suceda, quien sabe si esas firmas que el Jefe y los demás pusieron en la carta serán respaldo suficiente… No lo sabré hasta llegado el momento.
bg01
Tengo que acercarme cuanto más pueda a los otros capitanes para evitar que algo como eso suceda, todo mientras que sigo trabajando en los planes para la fuga. Aagh, ¡qué fastidio!
bg01
Luchino: En resumen, quieres que coopere, ¿cierto? Por supuesto que ayudaré.
Miro al rostro de Luchino ante sus inesperadas palabras.
Luchino: Cuanto más seguro, mejor. Obviamente.
bg01Gian: ¿Entonces estás de acuerdo con las órdenes del Jefe?
bg01
Luchino: Creo haberte explicado ya cual es mi postura en cuanto a esta cuestión.
bg01Gian: Error mío. ¿Me lo repites, por favor?
Luchino abre la boca soltando un gruñido. Ah, como lo siento.
Luchino: …Lo que quiero es salir cuanto antes de aquí y recuperar nuestros territorios en Daivan.
Luchino: La destrucción de nuestra familia no traerá nada más que una barbaridad de daño. La policía puede maquillarlo cuanto quiera y decir que la ciudad ha sido purgada o lo que sea, pero Daivan caerá en ruinas sin el CR:5.
Doy un profundo asentimiento.
Supongamos que el CR:5 queda destruido en medio de todo este caos, no acabaría solamente con la pérdida de dinero y poder del Jefe y de todos los capitán.
Si el CR:5 pierde su territorio, todas las hienas vendrán a invadir y aplastar todo hasta dejarlo como una irreconocible papilla, desagradable y fétida como la mierda de un escupitajo. Puedo imaginármelo.
bg01
bg01Luchino: A este ritmo, recuperarse económicamente le llevará años a la ciudad para volver a ser lo que era…
bg01Luchino: Incluso en el mejor de los casos, la mayoría de los inmigrantes italianos de Daivan perderían estabilidad financiera. Es lo que está pasando ahora …
bg01
Luchino: …mientras que seguimos jodidamente encerrados dentro de esta prisión en medio de la nada.
Es fácil de seguir el hilo de pensamientos de Luchino, y estoy de acuerdo en casi todo.
Supongo que tiene algo más que arrogancia en él. Él es … ¿cómo decirlo? Él es el tipo de persona que nació para estar por encima de otros.
bg01
Luchino: Parece ser que mi mejor apuesta para escapar de aquí es hacer equipo contigo, Lucky Dog.
bg01
Luchino: Aunque a fin de cuentas, es sólo una apuesta.
bg01Gian: Tengo experiencia en mi haber, y más de una vez por cierto.
bg01Luchino: ¿Para qué lo hacías, en todas esas ocasiones?
bg01Gian: Un viejo pasatiempo simplemente. Soy el tipo de sujeto al que le revolotean en el coco planes de fugas durante todo el año. Probablemente sea por eso que el Jefe recurrió a mí.
bg01Luchino: Así que el pasatiempo del fabuloso Lucky Dog es jugar a estar de prisionero. En otras palabras, esta situación es beneficiosa para todos en cierta forma.
bg01Gian: ¿Ahora estás contento con las órdenes locas del Jefe?
bg01Luchino: Nunca fueron ‘locas.’ Sus decisiones siempre fueron las correctas. Si no lo fueran, no podría haber permanecido en la posición de líder durante dos décadas.
¿Oh? Parece que respeta bastante al Jefe.
Ivan habría expuesto sus ambiciones como un libro abierto y gritado algo por el estilo de “¡En el momento en el que Jefe se vuelva loco, yo mismo lo obligaré a que se retire!” … Bueno, supongo que él es un caso especial…
bg01Luchino: Además que ni yo mismo quiero ser jefe realmente.
Luchino suelta orgullosamente esto como una ocurrencia tardía.
bg01Gian: ¿Oh? ¿Cómodo en tu puesto de capitán?
bg01Luchino: ¿Tú qué crees?
Como si tuviera idea…
bg01
Luchino: Aún te queda un largo camino por recorrer si quieres conocer más sobre mí. Esfuérzate.
Su sonrisa es temeraria, pero también percibo algo de simpatía en ella. Supongo que no hablará tan fácilmente…
Sin siquiera haberme dado cuenta, el tiempo ha continuado corriendo. De hecho hemos logrado congeniar bastante bien. Ya es tiempo de ir al grano.
bg01Gian: Oye, si consigues información jugosa por medio de tus conexiones con los internos, ¿me la pasarías? Da igual si es sobre herramientas o información. Me hacen falta ambas cosas.
Luchino asiente con indiferencia.
Luchino: Por mi parte no retendré información.
bg01Gian: Entonces … Cuento contigo. Eres de gran ayuda.
Luchino asiente, de nuevo. Luego apunta con su barbilla hacia la puerta, como si dijera, “Fuera.”
bg01
Por ahora he escuchado lo que necesitaba escuchar. Eso es suficiente. Me encojo de hombros y salgo de la celda.
…¿Eh?
Qué de— ¡Oye! ¡Esa es mi celda! Luchino actuaba como si todo le perteneciera así que me fui sin pensarlo dos veces…!

← Capítulo 2: Bernardo

Capítulo 2: Cierre Día 1 →

Lucky Dog 1 Traducción — 02-02

Parte 1 – Prisión

Capítulo 2: Bernardo

bg01
bg01
bg01
Encuentro a Bernardo en un rincón del comedor.
Está sentado en el medio de una gran sección de asientos vacíos. Bernardo le ha ordenado a algunos de los muchachos de los CR:5 que mantengan alejados a los demás.
bg01
Levanto mi mano y me acerco, y ellos silenciosamente me dejan pasar.
Bernardo: Viéndonos de nuevo tan pronto, ¿Gian? No ha pasado más que el desayuno.
bg01Gian: Ya veo. De esta forma, podemos tener una agradable charla clandestina en medio del comedor…
Me hace sentir como un VIP.
bg01Bernardo: También les he notificado de tu promoción a capitán. Úsalos como gustes si los necesitas. Habrá momentos en los que querrás soldados, ¿verdad?
Es un sentimiento tan extraño. De ahora en adelante, voy a ser protegido por los miembros de la familia que no hace mucho tiempo atrás fueron mis iguales.
bg01Gian: En verdad no estoy acostumbrado a dar órdenes… Quiero decir, yo, ¿un capitán? Todo sucedió de la nada, ¿o no? ¡¿O no?!
bg01Bernardo: Yo me imaginaba que a la larga llegarías a ser capitán.
“¿A la larga?” ¿Así que ya estaba esperando que llegara a ser capitán en el futuro?
bg01Gian: Pues, es bueno tenerte de mi lado. Como siempre, el Jefe absolutamente ama dar órdenes locas.
Bernardo cruza los brazos y entorna suvamente sus ojos.
bg01Bernardo: Bueno, haciendo memoria, hemos pasado por muchas cosas juntos…
bg01
Bernardo y yo trabajamos en muchas cosas juntos bajo las órdenes del Jefe. La primera vez fue cuando tenía dieciséis y recién había entrado a la familia.
A pesar de que era seis años mayor que yo, Bernardo era diferente al resto. No me hacía burla ni me subestimaba.
Bueno … al principio hubo algunos enfrentamientos y miradas recelosas. Pero después de terminar unos cuantos trabajos, aprendimos a confiar en el otro.
Incluso aunque no sabemos cada ínfimo detalle de la vida privada del otro, podemos hablar de cualquier cosa. Así es como somos.
La distancia entre nosotros no ha cambiado incluso después de que Bernardo se convirtiera en capitán. Han pasado ocho años desde entonces… Vaya. Es una de esas relaciones en las que quedas atado de por vida, te guste o no.
bg01
Bernardo: …Pero, ya sabes, el Jefe nunca da órdenes imposibles.
Entorna sus ojos, llenos de confianza, detrás de esas gafas. Bernardo siempre le ha tenido gran estima al Jefe.
bg01Gian: Puede ser, pero esta vez es prácticamente imposible, ¿no lo crees? Además de que surgió de la nada.
Bernardo inspira profundamente y de repente pasa a hablar en italiano. Es una medida que se toma para mantener todo en secreto por si acaso alguien estuviera espiando.
bg01Bernardo: Aunque sí me sorprendió escuchar que te convertirías en Jefe, si es que tienes éxito. Es una oportunidad única en la vida. Sería una pena que la dejaras pasar, Lucky Dog.
Después de que el anciano Cavalli claudique, el siguiente sujeto en línea para convertirse en jefe debería ser el capitán con el mayor rango en el orden jerárquico — es decir, el capitán superior, Bernardo.
Aun así, Bernardo no muestra ningún signo de descontento ante las descabelladas órdenes del Jefe, y me sonríe como si nada hubiera sucedido.
No sé qué es lo está pensando … pero parece que vamos a llevarnos bien, igual que en el pasado.
bg01Gian: Pues claro. Lo lograré, de alguna forma u otra. Después de todo, esto no sólo es una oportunidad; es también una orden…
…No puedo perder mucho tiempo charlando aquí. Bajo el tono de mi voz y rápidamente explico la parte del plan para fugarnos en la que quiero que Bernardo ayude.
Básicamente, le pido que nos facilite una ruta de escape para cuando estemos afuera de estas paredes. Somos un grupo grande, así que preferiría que la familia nos ayude a conseguir una transportación segura hasta Daivan.
Le doy a Bernardo todos los detalles (entremedio de charlas triviales) sobre las ubicaciones de las previstas salidas en ambos de los planes de fuga.
bg01
Bernardo: …De acuerdo. Me comunicaré con nuestros amigos de afuera por medio de mi abogado. Déjame a mí el viaje de vuelta a casa. Estaré alerta y ayudaré en todo lo que pueda.
bg01Gian: De cualquier forma, sólo tienes que poner contactar a Daivan como prioridad en tu lista de deberes.
No es como si no hubiera nada en lo que quisiera que me ayude, pero está esta cosa llamada prioridades.
Bernardo: Deberías apresurarte con las preparaciones. Daivan probablemente esté haciendo presión sobre los ancianos.
bg01Gian: Sí. Presiónalos mucho y lo pagarás caro. Además que el Jefe tampoco es un polluelo.
bg01Bernardo: Mm… Sí, supongo que tienes razón en eso…
Por extraño que parezca, Bernardo murmuró aquello en voz baja. Él raramente hace eso. ¿Me pregunto por qué ahora…?
Todavía sonriente, prosigue con su habitual tono de voz.
bg01Bernardo: Hay otros además de los GD que están comenzando a echar peso en Daivan. Si no salimos pronto de aquí, para cuando regresemos podrá haber dejado de ser el Daivan que conocemos.
Las bromas nunca deberían volverse realidad.
Me rio secamente antes de golpear mi pecho como para decir, “Déjamelo a mí.”
bg01
…Ahora bien, ¿a quién más hablarle?
bg01
bg01
bg01

Lucky Dog 1 Traducción — 02-01

Parte 1 – Prisión

Capítulo 2: Apertura Día 1

bg01
bg01
bg01
bg01
bg01Lloyd: ¡Giancarlo Bourbon del Monte!
bg01Gian: Hola. …Ah, hoy estás tú, Lloyd. Bosteezo…
bg01Lloyd: Oh, qué raro. ¿Falta de sueño? ¿Te divertiste anoche?
bg01Gian: Nonono, simplemente estaba pensando en algo…
bg01Lloyd: ¿Es eso? Hmm … tu rostro soñoliento también es bastante apuesto.
¡Ack, me guiñó! El infame guardia lascivo avanza a la siguiente celda, dejando atrás una incitante sonrisa.
bg01
Las cárceles son lugares que están diseñados para evitar que los prisioneros escapen. Muros altos rodean los jardines, y en cada entrada y salida hay controles rigurosos.
bg01
Incluso adentro de estas paredes, los guardias hacen controles diarios a la mañana, durante el día, y a la noche.
A la noche, los barrotes de hierro de cada celda son bien cerrados. Con esta seguridad sacar a cuatro sujetos y fugarnos exitosamente va a ser prácticamente imposible.
Pero, estoy acostumbrado a fugarme. Pulir planes de fuga en mi tiempo libre es como un hábito mío. Es la misma diversión que trae el resolver rompecabezas extremadamente difíciles.
Esbozo mentalmente los planes para la fuga en los que he trabajado en el pasado…
bg01Gian: …Cuanto mucho, hay dos que puedo usar.
Pero, ambos planes están diseñados para mí solo. ¿Cómo puedo hacer un hueco para cuatro personas más? Exprimo todo lo que sé de mi cerebro y analizo cada detalle.
bg01
bg01Gian: Lo que necesitamos es más que tan sólo un mísero milagro…
Vamos a necesitar una preparación meticulosa y el viejo clásico — esfuerzo y trabajo duro. Si tan sólo tuviéramos una pizca de suerte además de eso…
Sonrío. No me dicen Lucky Dog por nada. La suerte simplemente borbotea en abundancia a donde sea que vaya.
bg01
Bernardo: Buenos días, Cariño. Es hora del desayuno.
bg01Gian: Perfecto.
bg01
bg01
Después de terminar de desayunar, regreso a mi celda.
Primero lo primero, tengo que asegurarme de que mis compañeros de fuga estén en la misma página que yo, y tengo que hacerlo cuidadosamente, en un lugar que no esté al alcance de los oídos de los otros prisioneros y guardias.
Voy a tener que sacrificar mi siesta habitual de la tarde… Ahora bien, ¿a quién hablarle primero?
bg01
bg01
bg01
bg01

← Capítulo 1: La Carta

Capítulo 2: Bernardo →

[En cuanto las traducciones de las cuatro opciones estén listas colocaré un link para que puedan saltar directamente a las opciones en su orden de preferencia. De momento se seguirá un tiempo lineal, que a fin de cuentas no afecta el resultado una vez que las rutas se dividen.]

Lucky Dog 1 traducción — 01-02

Parte 0

Capítulo 1: La Carta

bg01
Unos días después, Bernardo viene a verme. Luce inusualmente serio.
bg01Gian: Qu—? ¿Qué decías? ¿Para qué era que me buscabas?
Bernardo: Sígueme. Surgió algo importante.
bg01Gian: Hombre, que estaba pensando en ir al comedor a por un aperitivo…!
bg01
Bernardo entorna sus ojos con frialdad.
Detrás de esos ojos yace una fuerza intensa, tan intensa que podría poner a hombres adultos de rodillas. Es una expresión que he visto de lejos muchas veces en el pasado, pero esta es la primera vez que la veo dirigida a mí.
bg01Bernardo: Órdenes de un capitán. Por el código del Omertà, obedece, Giancarlo.
bg01Gian: …
Asiento en silencio. Si se tratara de cualquier otra persona, probablemente me habría arrodillado en el suelo haciendo una reverencia, con la cabeza pegada al piso.
bg01
Bernardo: Vámonos. Nos están esperando así que tenemos que apurarnos. Ellos están en el campo de entrenamiento.
Las reglas de la jerarquía. No puedes ir en contra de ningún miembro superior a ti en rango. Un castigo muy especial espera a aquellos que se mofan del código.
Esta es la primera vez que Bernardo utiliza el código de la Mafia conmigo…
bg01
bg01
Tres personas ya han llegado antes que nosotros.
bg01
Ivan: Llegas tarde, Gian. Apresúrate y trae aquí tu trasero.
Ivan, de la celda del frente. ¿Hay alguna razón por la que parezca estar excepcionalmente molesto?
bg01
Luchino: Bernardo, ¿se han ido todos? Deberías revisar de nuevo.
Luchino le echa un vistazo al campo con su mirada altiva.
bg01Bernardo: No hace falta. Ellos son jóvenes, pero pueden hacer guardia.
Luchino: Hmph. …
bg01
Luchino me observa como si estuviera examinándome. Es una intensa mirada, implacable, que hace que me sienta extrañamente inquieto.
bg01
…Parado al lado de Luchino se encuentra la última persona. Reconozco su rostro.
Giulio: …
bg01
Giulio di Bondone, el cuarto capitán de los CR:5. Está por debajo de Luchino, pero por encima de Ivan, en rango. Se ve bien… Había escuchado que era un sujeto peligroso experto en matar, matar, y matar, pero no lo aparenta para nada.
Giulio: Ah…
bg01Gian: ¿Hm? ¿Qué, tengo algo en la cara?
Giulio: …Encantado de conocerlo.
Me saluda con una pequeña reverencia. Whoa, ¡oye!, ¡aquí eres tú el capitán! ¡Este sujeto es todo lo contrario a Ivan! Le devuelvo el gesto a la ligera.
bg01Bernardo: Este es Gian, Giulio.
Giulio: …Mi nombre es Giulio di Bondone. Um, ¿cómo debería llamarlo?
Me da la mano y, aturdido, se la estrecho.
bg01Gian: Un gusto. Puedes decirme Gian simplemente.
Giulio: …Sí, Signor Gian.
bg01Gian: Eh, no tienes por qué ser tan cortés…
bg01
Soltando la mano de Giulio, le doy un vistazo a nuestros alrededores una vez más.
Nosotros cinco somos los únicos que estamos en este pequeño campo de entrenamiento. Estuvieron hablando de “gente que se ha ido” justo ahora, por lo que probablemente no vendrá nadie a interrumpirnos.
Cuatro sujetos que solamente los ciegos podrían confundir con matones vulgares —contándome, hacemos cinco — y entre los cuales, cuatro son obviamente italianos. Este es un espectáculo que esperarías ver en los callejones del bajo mundo en Daivan, no aquí.
…No, pensándolo mejor, olviden eso. Sería imposible que tantos tipos de clase alta (sin contarme a mi) fueran a reunirse por ahí de casualidad.
bg01Bernardo: Ahora, nos conocemos todos, ¿verdad?
¿Me hizo venir hasta aquí para presentarme a Giulio? …Sí, claro.
De los CR:5 hay por lo menos otros cinco miembros iniciados más (en resumen, sujetos que llevan el tatuaje en alguna parte de sus cuerpos) en esta cárcel aparte de mí. Si incluyes a los asociados, entonces son muchísimos más.
No puedo imaginar por qué solamente yo fui traído aquí. Siento como si hubiera dado con el sitio equivocado.
bg01Luchino: Bernardo, explícaselo.
bg01Ivan: Tsk, qué montón de mierda.
¿Podría alguien decirme qué carajo está pasando?
bg01
Bernardo: …Ten, Gian.
Bernardo me entrega un sobre rectangular.
Miro fijamente la cosa roja sin comprender. En la parte del frente está mi nombre completo. Atrás, tiene un sello de cera. No es este … ¿el emblema de la familia Toscanini?
El emblema que está impreso en el sello de cera ha sido usado desde la época del primer Jefe, allá en Europa. Es algo que ha sido pasado de generación a generación, por lo que no se lo utiliza por cualquier cosa.
bg01Gian: ¿…Del Jefe Alessando …?
Es la primera vez que veo que una carta esté directamente dirigida a mí. Es la primera vez que el Jefe me manda una carta — probablemente llena de órdenes — tan llamativa.
Estamos hablando del Jefe que siempre está dándome trabajos fastidiosos como “¡Lleva este mensaje a prisión, y entonces trepa las paredes de vuelta para traer la respuesta!” … así que, ¿qué carajos es esto?
bg01Giulio: …Ábralo por favor. Nosotros … ya sabemos su contenido …por nuestras propias cartas.
Rompo precipitadamente el sello y saco las hojas del interior.
Abro el papel de carta, y leo…
bg01
“Reconozco el acenso de Giancarlo Bourbon del Monte al puesto de capitán conforme a la recomendación del sig. Cavalli.”
¿Yo? ¿Un capitán?
“Por medio de la presente le doy estas órdenes a Giancarlo Bourbon del Monte: como capitán que actualmente se encuentra situado en la penitenciaría, libera a los otros cuatros capitanes encarcelados en la misma institución y escapa con ellos.
“En el caso de que la fuga tenga éxito, yo, Alessandro del Salto, pretendo cederle mi puesto como cabeza de la familia a Giancarlo Bourbon del Monte.”
¿…Qué?
Alzo la Mirada y miro a mí alrededor.
bg01
Nadie se está riendo.
bg01Gian: Esto … dice que al parecer tengo el puesto del Anciano Cavalli como capitán, y que si logro hacerlos escapar a todos, ‘¡Aquí tienes el puesto de jefe para ti!’ Estoy en lo cierto … ¿cierto?
Nop, todavía nadie se está riendo.
Giulio: Entonces, el contenido coincide. Es congruente a lo que está escrito en cada una de nuestras propias cartas.
bg01
Pongo la mirada en la parte inferior de la página nuevamente. No sólo está la firma del Jefe allí, sino también las de varios directores. La de Cavalli — el único capitán que logró evitar ser arrestado — también está allí.
Es la costumbre de un capitán cuando se retira el escoger de su cuadrilla un sucesor.
Yo más o menos soy como una de las unidades comando de la familia, pero el Anciano Cavalli prácticamente me cuidó, así que soy más suyo que de nadie. Aun así…
bg01Gian: ¿Yo? ¿Capitán? ¿Llevarme a todos y fugarnos? ¿Y si tengo éxito, seré el jefe?
bg01
Luchino: Esa es la interpretación correcta.
bg01Gian: El Je-Jefe está fuera de sus cabales, ¿verdad? ¿No necesitas el convenio de todos los capitanes para fijar quien será el próximo jefe en el CR:5?
No existe la posición de segundo al mando en el CR:5. En su lugar, hay cinco capitanes.
Tienes que pasar por una reunión con la Administración para algo tan importante como lo es decidir quién será el sucesor del Jefe, y para eso necesitarías la aprobación del Jefe y la de los cinco capitanes, además de la del Consejero y la de toda la Junta de Directores … O por lo menos, así es como se supone que tiene que funcionar.
bg01
Ivan: Deja de hablar como disco rayado. Vamos a seguir las órdenes del Jefe en esta situación … aunque no queramos.
bg01
Bernardo: Las órdenes del Jefe son absolutas. Si se nos hubiera ordenado destruir la organización, entonces tendríamos motivos para negarnos, pero este no es el caso.
Se ve tan serio…
bg01
Luchino: Incluso ahora, los límites territoriales dentro de Daivan están siendo atacados y restaurados. Fugarnos es un plan relativamente razonable. Necesitamos regresar a la ciudad cuanto antes sea posible y recuperar la autoridad.
bg01
Giulio: Yo … obedeceré las órdenes del Jefe. Y usted … será el próximo jefe.
Ellos han dicho todo lo que tenían para decir y están a la espera de mi respuesta.
bg01Gian: …Esperen un momento…
¿Por qué carajos están todos unánimemente de acuerdo con algo así de loco?
Debería estar moviendo la cola y llorando por la alegría de que algo así de bueno me cayera de la nada … Pero en cambio, inclino la cabeza y levanto la mano.
bg01Gian: Entonces si ustedes están bien con esto, está bien … ¿cierto…?
Es una muy buena oportunidad como para dejarla pasar. ¡Podría convertirme en el Jefe de los CR:5!
Luchino choca sus manos con un ruidoso ¡Pah!
bg01Luchino: Muy bien, seguir con esto es una pérdida de tiempo. Prosigamos, Bernardo.
bg01Bernardo: Sí. En primer lugar, Gian, has sido promovido de ser un soldato ordinario a ser capitán. Cavalli lo quiere así, y el Jefe también ha dado el visto bueno. Nosotros aquí lo reconocemos.
bg01Giulio: Felicitaciones, Signor Gian.
Y ahora soy un capitán… Todo pasó volando. No se siente para nada real.
Había escuchado por parte de Cavalli que quería retirarse porque ya estaba “llegando a esa edad,” pero había pensado que simplemente quería desahogarse un poco. Además que, ¿quién hubiera pensado que me elegiría a mí?
bg01Ivan: ¡Aquí sigues siendo el del rango más bajo! ¡No lo olvides!
bg01Luchino: Sí, en realidad, hasta que no salgamos de estas paredes y te sometas al ritual formal con el Jefe Alessandro, seguirás siendo el capitán con el rango más bajo. Ten eso en cuenta.
bg01Gian: Sí…
Incluso cuando tengo el rango más bajo en el orden jerárquico, dejar de tener que llamar a estos cuatro zio me hace bastante feliz.
De pronto, me doy cuenta de algo.
bg01Gian: Oigan, eso significa entonces que … todo el ‘CR:5’ está aquí, ¿correcto?
bg01
Una pequeña sonrisa adorna mi rostro mientras que les echo un vistazo a los otros cuatro y veo un pequeño gesto de reconocimiento en cada uno.
Debido a que el código del Omertà previene que los secretos de la familia sean filtrados a otros, únicamente los miembros iniciados de la familia conocen el significado y los orígenes del nombre “CR:5.”
“CR:5” viene de “Caporegime Cinque.” Es decir, “los cinco capitanes.”
En el pasado, cuando la Familia Toscanini estuvo atravesando momentos de crisis, fueron cinco capitanes los responsables de devolverle el poder a la familia.
Después de eso, como muestra de respeto y honor, se comenzó a usar CR:5 como nuevo nombre.
Los capitanes existen para ser el núcleo de la organización, como el nombre lo dice. Se ha respetado esto hasta ahora que ya incluso hay una regla que dispone que sólo pueden haber cinco capitanes.
…Y ahora, las cinco personas que conforman el núcleo de nuestra familia están reunidas aquí.
Bernardo: No, nosotros cinco no somos suficientes. No somos el CR:5 sin el Jefe.
Mientras que Bernardo dice esto, regresa de nuevo a sus gestos amistosos.
Bernardo: …Llévanos a nuestro Jefe, Gian. Y, una vez que lo hagas, te convertirás en el nuevo líder.
Antes de que pueda responderle…
Luchino: Gian, ¿hay posibilidad alguna de que puedas hacer que escapemos los cuatro? No tenemos tiempo que perder.
…Luchino me mira a la cara, como si estuviera calculando mi valor.
bg01Gian: Con posibilidades o sin ellas, tengo que hacerlo, ¿verdad? Una orden es una orden. Aparte, si lo hago bien, ¡seré el jefe!
Lentamente comienzo a asimilarlo. Y, tengo una premonición.
Algo me susurra al oído, “No dejes escapar la oportunidad más grande de tu vida.”
bg01Gian: ¡Déjenmelo a mí! Siempre he sido un tipo suertudo.
Pues bien, simplemente tendré que enseñarles mi estúpidamente buena suerte, ¡¿no es cierto?!
Ivan: Si la cagas, ¡ambos estamos jodidos! Así que si no quieres morir, ¡enséñanos tu suerte, chucho!
Bernardo: ‘¿Chucho?’ Aah…
Giulio es el que pronuncia mi alias.
Giulio: Confío en usted. No es cualquier perro … Lucky Dog.

Lucky Dog 1 traducción — 00-02

 

Parte 0

Prólogo: Gian

Todos dicen que soy un tipo suertudo.
bg01

Mis padres fueron inmigrantes de segunda generación. Murieron cuando todavía era un pequeño mocoso chillón — liquidados de la nada por un tipo que ni siquiera conocían.

Y luego estoy yo, su único hijo. Escapé del asunto sin casi ningún rasguño. Solamente me quedé allí, llorando junto a los cuerpos inertes de mis padres.

bg01

Después de eso, me criaron en la casa de unos parientes antes de ser abandonado en un orfanato. Pero incluso allí, nunca me faltó la comida. ¿Y esas historias tristes que todo el mundo cuenta sobre ser maltratado a morir (literalmente, lo más probable)? Nop, a mí no me pasó ni una sola vez.

bg01
bg01

Me fue bien. De ser un pequeño mocoso pasé a ser un delincuente total, y a los dieciséis conseguí entrar a la Mafia de la ciudad, los CR:5. Comencé como uno de sus asociados, y de allí, fui iniciado sin mayores complicaciones.

bg01
bg01

Desde entonces, he estado yendo y viniendo de la cárcel a Daivan. No obstante, nunca los consideré como momentos particularmente duros. Para entonces, darme a la fuga de prisión ya había comenzado a ser uno de mis pasatiempos.

No sé por qué, pero de haber tenido tantas oportunidades de codearme con los ancianos de la Familia pude darme maña para ganarme inesperadamente su apoyo. Es algo sobre lo que otros tienen envidia.

…Desde hace mucho que vengo teniendo una anormalísima facilidad para encontrar objetos o personas perdidas. Siempre encontraba también cosas al azar, como cuando me topé con cierto anillo de diamante gigante mientras que tan sólo iba caminando por la calle.

Cuando se me da por apostar en las carreras, siempre acierto. Alguien me ve llegar y me encuentro repentinamente rodeado por todos, intentando aprovecharse. Los idiotas disminuyen tanto las probabilidades que de hecho es un problema.

Una vez, el auto en el que iba subido chocó contra una pared, pero me las arreglé para salir sin heridas. Todos los que estuvieron en la escena quedaron impresionados.

No he dejado embarazada a ninguna de las chicas con las que me he acostado, e incluso si eso hubiera pasado, no ha habido ningún esposo en busca de sangre corriendo detrás de mí para intentar estrangularme.

No recuerdo el rostro de mi madre, pero tengo como recuerdo de ella este colgante que lleva un anillo dorado…

…y a pesar de que antes ha sido robado y perdido durante riñas, siempre ha sabido encontrar el camino de vuelta a mis manos.

Estoy seguro de que hubo muchísimas otras cosas que nunca he notado o que ya he olvidado. Creo que todos me ven como el tipo más suertudo del mundo. Probablemente.

Gracias a esto, antes de que lo sepa, me he ganado un extraño apodo.

Mis padres me pusieron de nombre Giancarlo. Normalmente me llaman Gian.

Mi otro nombre es…

← Prólogo: Introducción

Capítulo 1: Un Día Aburrido →